LA RIOJA (Clasificatorios de las Américas a la Copa del Mundo de Baloncesto FIBA 2019) – Nueve victorias, una sola derrota y 19 puntos llevaron a la Selección Argentina a conseguir su objetivo, clasificar a la Copa del Mundo de China.

Un jueves 23 de noviembre de 2017, como local en el Súper Domo de La Rioja, Argentina conseguía sus primeros puntos en los Clasificatorios de las Américas venciendo a Paraguay 96 a 63 con 22 puntos y 11 rebotes de su capitán, Luis Scola, y también un día jueves, del mismo mes, pero 29 y del 2018, conseguía poner el primer pie en la cita mundialista y en el mismo escenario y ante una de las selecciones más poderosas del continente y actual bicampeona del mundo, Estados Unidos.

“La localía fue muy importante, se eligieron los escenarios adecuados y los frutos se vieron. Trabajamos bien en cada sede según lo que podía generar cada partido”, dijo el Presidente de la Confederación Argentina de Baloncesto, Federico Susbielles. La victoria (80 a 63) de ese jueves fue la décima en la historia contra la escuadra norteamericana, una marca que ningún otro país en el planeta pudo obtener: tres fueron en Mundiales, una en Juegos Olímpicos, tres en Panamericanos, dos en Torneos de las Américas y la última en las Eliminatorias.

Después con el triunfo sobre México, 85 a 71, y de nuevo con 22 puntos del ala pivote, el equipo albiceleste logró sellar su clasificación y celebrar lo que será su 14º participación, desde 1950, donde se coronó como el primer país campeón del mundo.

El objetivo se cumplió, el equipo conducido por Sergio Hernández coronó con esos triunfos, y a dos fechas del final del torneo, el trabajo que comenzó hace más de un año en la AmeriCup. Haciendo un gran labor con una selección que se encuentra en pleno proceso de recambio generacional, después de los grandes logros que consiguió la Generación Dorada, y con una pieza fundamental como Luis Scola. La esencia es la misma de la de ese equipo subcampeón en el Mundial de Indianápolis 2002, Medalla de Oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y Bronce en los Juegos de Beijing 2008.

Dice Susbielles que las eliminatorias “en lo deportivo dejaron un balance inmejorable. Fue un proceso de trabajo que arrancó en la AmeriCup y que se respetó la propuesta de juego a lo largo del tiempo, incluso con los jugadores que debutaron en La Rioja, como Lucas Faggiano”.

Argentina está segunda en la tabla general del torneo en puntos convertidos por partido con el 70.2, detrás de Canadá, en tiros de campo (48.0) y en dobles (57.2), primero en robos (101) junto a República Dominicana, tercero en asistencias con 203, cuarto en tiros de larga distancia (35.2) y con Scola como líder anotador con el 57.5% de los puntos del torneo y de su selección con 16.7 puntos y 8.1 rebotes por partido.

Con Scola a la cabeza, Facundo Campazzo, Gabriel Deck, Luca Vildoza, Patricio Garino, Nicolás Laprovittola, Nicolás Brussino, Marcos Delía, Patricio Garino, Lucio Redivo, además de Máximo Fjellerup, Javier Saíz, Eric Flor, Franco Giorgetti, Leo Mainoldi, Roberto Acuña, Marcos Mata, Nicolás Aguirre, Franco Balbi, Federico Aguerre, Juan Pablo Vaulet, Matías Sandes, Lautaro Berra y Luciano González y hasta el experimentado Paolo Quinteros, convocado para la reciente etapa en La Rioja, aportaron su granito de arena en esta clasificación a la Copa del Mundo. Tuvieron la oportunidad de pertenecer a esta Selección y continuar el camino con esa misma esencia de lucha y garra para afrontar cada partido sea cual sea el rival, ni más ni menos que el legado que dejó la Generación Dorada.

El coach Sergio Hernández, DT de la Selección en dos periodos, 2005 a 2010 y 2015 hasta la actualidad, coincidió con Luis Scola sobre las similitudes del grupo actual de jugadores con el que hizo historia a partir del 2001 y formó la Generación Dorada.

“Luis me lo viene diciendo hace rato, ya en la mitad de las ventanas. Él estuvo en los dos procesos. Recuerdo que en el 2002 la Selección nos iba sorprendiendo en cada partido”, destacó y agregó: “Clasificar a un Mundial no es algo de todos los días. El equipo tuvo momentos de alto vuelo, pese a que incorporamos jugadores que no tenían el bagaje de experiencias anteriores en las ventanas”.

“Tenemos mucha suerte de tener un capitán como Luis. Es una de las claves por la que esta camada tiene los comportamientos profesionales que se les reconoce. Él les enseñó a todos la diferencia entre la alta competencia y el alto rendimiento”, expresó el DT así como también analizó la clasificación desde su perspectiva: “No fui muy consciente de la importancia de los triunfos en las ventanas anteriores. El valor que toma ahora el triunfo frente a Panamá, de visitante, cuando no jugó Scola, o la victoria en México. Como también el significado de la derrota ante Uruguay en Olavarría. Si no clasificábamos a este Mundial, hasta el 2023 no hubiésemos vuelto a jugar en torneos importantes”.

En el 2019, por primera vez en la historia, la competición constará de 32 equipos y uno de ellos será Argentina.

En su perfil en la Red Social Twitter, Hernández, dejó un análisis interesante: “… Nuestra Selección, por distintos motivos, formó diferentes planteles en el último tiempo y siempre mostró la misma cara. La misma identidad, la misma entrega y la misma mística. Vale tanto como la clasificación en sí misma”.

Restan dos partidos antes de llegar a China, primero con Puerto Rico y después con Estados Unidos, ambos de visitante, y esta selección solo piensa en ganarlos y sumar la máxima cantidad de puntos para finalizar primero del Grupo E y comenzar a prepararse para la cita mundialista.

“Hay que competir contra un montón de equipos mejores de los que venimos enfrentando, pero ganamos con autoridad y nos deja tranquilos. Hay que seguir trabajando con la misma intensidad. Si me cruce el mundo para venir a La Rioja, en China me puedo quedar”, avisó el capitán Luis Scola.

Fuente: 10 de enero de 2019. FIBA.
URL: http://www.fiba.basketball/es/basketballworldcup/2019/americas-qualifiers/news/sergio-hernandez-our-national-team-has-always-displayed-the-same-identity-and-that-s-as-valuable-as-the-qualification