Hernán “Pancho” Jasen y el regreso a una ciudad como Bahia Blanca que vive  y respira básquet rincón por rincón, la vuelta a una Liga Nacional que poco lo disfrutó (solo 4 temporadas) le brinda a nuestro básquet un salto de calidad y jerarquía.
2013-Retorno de Pancho Jasen
La vuelta de Pancho tiene significado emocional importante, no sólo le suma prestigio al equipo sino que también le suma más valor al serio proyecto de Weber Bahia Estudiantes
El alero bahiense inició su carrera profesional en la temporada 1995/96 de la LNB con la camiseta de Andino.  En 1999 Pancho Jasen emigra a España, hoy el integrante del último seleccionado olímpico vuelve tras  13 temporadas en el básquet español.
En la selección a Pancho la continuidad le llegó de grande: disputó los últimos Juegos Olímpicos de Londres, el Mundial de Turquía en 2010 y dos Campeonatos de las Américas, 2007 en Estados Unidos y 2011 en Argentina, donde además se consagró campeón.
2013- El retorno de Oberto
Otra Incorporación de lujo es la del gran Fabricio Raúl Jesús Oberto.
Hacía un tiempo, todos los que amamos este deporte  teníamos la ilusión de que Fabricio jugase en Atenas.
Luego de  unas cuestiones físicas y personales que lo apartaron por un tiempo del básquet,  el momento llegó y la ilusión de todos se hizo realidad, el retorno de un jugador especial como es Oberto y  que le dan valor a la Liga tras tener una carrera profesional brillante.
El pivot logró la atracción del público, aquel público viejo que alguna vez lo disfrutó, el nuevo y  el que se renueva día a día. Esto debe ser más que valorado, teniendo en cuenta que es un incentivo mas para una mayor concurrencia de aficcionados a los estadios de básquet. Más allá del atractivo que pueda darle su juego, no me parece un dato menor  ya que hablamos de uno de los jugadores más importantes de la historia del deporte argentino.
Finalmente decimos que el cordobés volvió a jugar al básquetbol profesional, y en el mismo club donde debutó: Atenas de Córdoba.
Volvió “Fabri” y con él, la Liga Nacional recupera a uno de los mejores pivotes de la historia del básquetbol argentino, además de uno de los íconos de la Generación Dorada.