“Las conclusiones fueron positivas, independientemente de los resultados. Si bien nos volvimos con cinco derrotas y una victoria, me vine igual de conforme porque la vara de los equipos que nos enfrentamos fueron mejores, de Euroliga, con planteles muy potentes, y pudimos competir en general. Quizás el juego contra Murcia no fue bueno, pero luego competimos de igual a igual. A su vez, pudimos incorporar cosas que logramos hacer contra equipos superiores, que a partir de ahora habrá que aplicarlas”.

“Estamos en el punto que esperábamos. Incluimos a los jugadores nuevos a nuestra rutina, si bien sabemos que lleva un tiempo de adaptación, y el equipo está listo para competir. Desde ya, no estamos en la plenitud, tampoco debería estarlo por la época del año deportivo. El grupo tiene posibilidades de desarrollo y crecimiento, ajustando cosas pero con el libreto medianamente aprendido”.