¿Cómo fue tu experiencia como entrenador jefe, luego de asistir a Leo Gutierrez?

-La verdad que muy buena. Me sentí a gusto. Igualmente los resultados no mostraron una eficacia desde ese punto de vista. Hicimos un muy buen trabajo desde lo profesional. Tuvimos un cuerpo técnico muy interdisciplinario, incluyendo psicólogo. También tuvimos kinesiologo en los laburos preventivos, dos asistentes y un preparador físico. Nos complementamos día a día.

Entonces, ¿Cómo es tu balance?

-El equipo era muy joven. Sabíamos que íbamos a carecer de líderes dentro de la cancha que manejen momentos importantes o situaciones especiales. Pero los vimos crecer mes a mes y ser muy competitivos con todos los rivales.

¿Qué les faltó?

-Esa dosis de experiencia que nos ayudara a ganar más juegos. Perdimos 8 partidos en el último minuto por 4 o menos puntos. 4 de ellos en la última pelota. Y contra punteros de conferencia estamos hablando. Asi que en lo personal me sentí contento con el trabajo realizado.