Los entrenadores entienden que se debe dignificar su profesión y que los ayudantes en los equipos de la ACB —ahora cada equipo suele contar con dos o tres— deben ser reconocidos como profesionales. Una consideración que pretende extender a otras Ligas, como la femenina.

Mientras tanto aca en Argentina………..