“Tres temporadas estuve como asistente. Es una gran oportunidad que me da el club y vamos a tratar de seguir por este camino en una liga tan competitiva”, comentó el reemplazante de Javier Montenegro, quien pasará a ser director deportivo.

“Uno de los puntos más importantes del receso es el armado del equipo. Tenemos que estar los más finos posibles para poder tener un grupo de trabajo que sepa qué es lo que queremos tanto en lo deportivo como en lo dirigencial y qué es lo fundamental para que vistan la camiseta del club”, agregó entusiasmado.