Néstor García dirigió en nueve países, contó sus prioridades y qué lo sigue motivando. Su futuro inmediato, Dominicana. Después, una chance es Bahía Basket…

Néstor García está en Bahía y tiene mucho por compartir.

 —¿Qué será de tu futuro inmediato?

—Me voy con Dominicana. Empezamos a entrenar alrededor de la primera semana de julio. Vamos a los Panamericanos, volvemos y nos vamos a España del 12 al 22 de agosto. Jugamos un amistoso con España y de ahí al Mundial de China.

—¿Qué van a buscar con Dominicana a cada uno de los torneos?

—Al Panamericano vamos a hacer una base con los jugadores de lo que quiero y, también, conocerlos de cerca, porque nunca los tuve. Y ver hasta dónde llegamos. Estamos esperando la contestación de los NBA.

 —Un “sí” puede cambiar mucho el panorama.

—Muchísimo. Ellos se sumarían para la segunda parte en España.

 —Estuviste viendo a Bahía Basket, hablás con Pepe…

—Con Pepe hablamos dos veces a la semana cuando estoy afuera. Estuve en el Dow Center, comimos en su casa con él y su esposa. La verdad que tengo una relación muy bonita; hablamos de muchos temas: básquet moderno, liderazgo, conformación de grupos… Es una persona de la cual uno se nutre mucho y compartimos ideas. Yo estuve con su proyecto desde que empezó. Mientras estuve acá fue el único equipo que fui a ver. La verdad que hemos hablado muchísimo. Creo que acá no tienen ni idea lo que hizo en el Dow Center.