La CODITEP, como una comisión de ATEBARA, ha sabido reconocer su papel en el ámbito profesional y crecer en sus expectativas.

Del objetivo de capacitar en lo técnico-táctico de sus inicios con la “Clínica Internacional”, a través del tiempo transcurrido se comprendió que, a los elementos que componen la conducción de los equipos, se sumaron otros aspectos que tienen igual o mayor incidencia para la obtención de los resultados requeridos en la alta competencia.

Gracias a esta transformación de criterios, nuestros entrenadores son reconocidos por el mundo basquetbolístico con mucho respeto.

Nos sentimos orgullosos de formar parte de dicha formación, ya que muchos de nosotros, entrenadores, hemos contribuido en distintos tiempos a este logro. Muchos ya no están con nosotros, pero dejaron su legado para que las generaciones venideras tengan un sólido piso de conocimiento en función de poder enriquecerlas aun más.

Veinte años consecutivos de presentar a muchos de los mejores entrenadores del mundo, conforman un bagaje de conocimiento que la mayoría de los países del abanico FIBA no poseen. Esto se debe esencialmente a la voracidad que hemos demostrado por saber más cada día.

En estas dos décadas, los esfuerzos, las gestiones y las concreciones, no tuvieron la idea de hacer un negocio. Siempre estuvo presente la intención de generar comparación y captación de conocimiento y al mismo tiempo ayudar a mantener una organización para realizarlos.

Estamos en una etapa de cambio sobre nuestra Clínica anual esperamos poder acertar en las expectativas para satisfacer los requerimientos actuales.

Pero también tenemos una mirada que intenta crear un mayor compromiso corporativo que ayude a la protección laboral. También a la integración de algunos aspectos de carácter tecnológico que se aplican en la actualidad y promueven un salto de calidad a los que debemos acceder. Sabemos que necesitamos incrementar los fondos para lograr atraer a los mejores en cualquiera de las ramas que utilicemos ya que el mundo se mueve por dinero, sobre todo en lo profesional.

Debemos moldear nuevas conclusiones y saber adaptarnos a los tiempos que transcurren. Tenemos el ánimo y la actitud para ayudar a que esto ocurra, pero también estamos convencidos de que lo que preconizamos para nuestros clubes debemos aplicarlo con nosotros mismos.

Se trata de trabajar en equipo. Juntos. Aunque estemos en disenso.

No perdamos el rumbo y festejemos lo actuado, porque ya es una realidad, no tiene cambio y ha sido un camino fructífero.

Gracias.

CODITEP