La nueva herramienta de rectificación de fallos arbitrales fue implementada por la liga y no muchos están de acuerdo con ella.

¿Cómo funciona el challenge NBA? 

Cada equipo podrá solicitar un challenge por partido, independientemente de que dicha revisión sea exitosa o no y sin ser acumulativas en el caso de no emplearse. 

Se podrá pedir el challenge para revisar faltas personales señalizadas contra tu propio equipo, fueras de banda o fondo, tapones ilegales o interferencia al aro. 

La revisión de faltas personales puede pedirse en cualquier momento del partido. El resto de revisiones no pueden solicitarse en los dos últimos minutos del partido o los dos últimos minutos de la prórroga, pero sí pueden llevarse a cabo si los árbitros lo consideran oportuno y por voluntad propia de ellos mismos. 

Para pedir el challenge, el equipo tendrá que solicitar tiempo muerto e indicar a los árbitros que quiere la revisión. 

Si un equipo no tiene tiempos muertos y aun así pide el challenge, será castigado con una falta técnica y no se revisará la jugada. 

Si se pide tiempo muerto para revisar una jugada que no es revisable, se descontará igualmente el tiempo muerto de los disponibles por el equipo que lo solicitó. 

Para cambiar la decisión de una jugada, en la revisión debe haber muestras claras del error arbitral y no dejar duda a la interpretación individual.