Nicolás Casalaguida charló en exclusiva con ATEBARA sobre la selección y el desarrollo de los jóvenes en Argentina.

– ¿Cómo tomaste tu llegada a la selección nacional U19?  Lo esperabas?

nicoLa tomo como una hermosa responsabilidad de liderar un proceso de jóvenes jugadores en la máxima competencia para su edad, un mundial. Y también siento orgullo de poder colaborar y pertenecer nuevamente de un proceso nacional que es lo máximo que a un entrenador le puede pasar. Mi esencia proviene de las divisiones formativas, de la docencia, a si que siento que tomar este desafío también es volver a las fuentes. No lo esperaba.

– Cuando te juntaste con Julio (Lamas) y te confirmó la designación, ¿Qué tipo de pautas de trabajo te dió?

Julio Lamas como entrenador principal de los seleccionados nacionales marca el rumbo, da las pautas y es el máximo responsable de determinar objetivos y ahora contribuye en las designación de los entrenadores, por lo tanto hablamos de objetivos generales, competencias previas, giras, concentraciones, designación de cuerpo técnico y también de los alcances que tiene mi función en cuanto a la toma de decisiones con respecto al equipo. En ese marco me ha dado libertades para poder desempeñar mi tarea, manteniendo siempre un eje coordinado con el director general Enrique Tolcachier.

– ¿Cómo notas el desarrollo de los jóvenes en Argentina?  

Percibo que podría ser mucho mejor, que los clubes como máximos responsables de la formación de jugadores pueden optimizar sus recursos, sea en la formación de sus propios jóvenes  Veo pocos proyectos de desarrollo de jugadores y muchos equipos de divisiones formativas que se alimentan de jugadores para poder ganar el torneo local o la liga juvenil. En muchos casos el resultado esta por delante del desarrollo y ese es el principal enemigo en la formación.

Tenemos que cambiar el foco como entrenan y como juegan los chicos y no lo que ganan o a quien le ganan. Las formativas deben ser para desarrollar jugadores y no equipos.

– ¿Cuál crees que es el mayor déficit? Qué te preocupa y que habría que mejorar?

languida-ssssigue

Bueno voy a ser crítico, creo que no rastreamos a los jóvenes con talla, que una vez encontrados no trabajamos como demanda nuestra idiosincrasia  Nosotros no somos ni Lituania, ni Serbia, ni Brasil  carecemos de buen bio tipo, tenemos capacidad actitudinal, y siempre habrá talento, pero debemos ser más finos en la potencialización  del recurso, llámese entrenando para el alto rendimiento, interactuando con la ciencia, preparación física especifica, rigurosidad del entrenamiento para la edad y la etapa, eso demanda capacidad de los formadores, mejoras progresivas en la técnica individual, Interpretación del juego. Creo que debería haber por regiones, polos de desarrollo, clubes o centros de entrenamiento que contemplen la posibilidad de reclutar para formar jugadores para el alto nivel, con las condiciones apropiadas, canchas, entrenadores, complementación nutricional, gimnasios acordes y competencia acorde a la edad. Si bien creo que este ítem el de la competencia es importante, no considero que sea excluyente. Los jugadores jóvenes primero deben entrenar y formar su cuerpo, mente y juego para competir y no al revés.

– Como formador ¿Cuales son las claves para potenciar un jugador?

Enseñar, corregir, exigir, estar encima y darle posibilidades en cancha cuando se las ganan.

Se llevó a cabo la primera concentración de la Preselección Nacional U19 Enrique Tolcachier y Marcelo Germanetto que estuvieron al mando de los entrenamientos de manera provisoria, Qué pudiste hablar con ellos y qué conclusión sacaron tras esta primera etapa?

Enrique  mando el informe porque yo no pude estar presente en todos los entrenamientos por mis obligaciones con Regatas, todavía tengo que ver los vídeos de los juegos amistosos con Costa Rica como para hacer un análisis más preciso de la actualidad de los preseleccionados.

Fuiste elegido mejor entrenador por Atebara. ¿La línea de que entrenadores seguís?, ¿A quién intentas copiar y porqué?

Si fuí elegido en mi temporada de debutante en el 2009, cuando dirigía Gimnasia de Comodoro, una experiencia inolvidable  en una temporada que estaba repleto de grandes entrenadores, que termina ganando el Atenas de Rubén Magnano, muchos de ellos me han abierto las puertas de su conocimiento para poder construir una filosofía propia.

Estudié a los mejores del país y también invertí desde los 16 años y lo sigo haciendo para viajar y convivir con entrenadores en el exterior.  Pero sin dudas el que más me marcó en mis comienzos fue Fernando Duró, estuve con el 3 años en Comodoro como asistente y hoy puedo capitalizar las experiencias y las horas que lo escuché. Después con Sergio Hernández pude ver un método distinto que también me enriqueció  y en el exterior me gustó mucho convivir con entrenadores Serbios y el que me gusto mucho últimamente fué Svetislav Pesic

Copiar no intento ni intentaré, el entrenador debe ser, genuino, auténtico con identidad propia.

– ¿Que debería cambiar de nuestra liga nacional pensando en el desarrollo de los jóvenes y en el recambio?

La liga no debe cambiar en su esencia,  la liga es una competencia excelente de las mejores del mundo y estoy orgulloso de ser parte de la misma. Debemos comprometernos con su evolución que es distinto. No comparto  la abolición de la regla de la ficha sub 23, era una ficha que permitía que la cadena de desarrollo se haga más larga.

Florencia Salatino @salatta10