Con agrado, en ATEBARA iniciamos una nueva etapa. El contexto actual nos impone dialogar y compartir ideas para bien de los entrenadores. Debemos prepararnos, para estar a la altura de los deportistas que educamos, conducimos.

Debemos ser honestos con la historia. Quien no la conoce difícilmente pueda entender el presente y menos visualizar el futuro.

Honrarla significa recordar los esfuerzos de quienes dieron los primeros pasos dentro de nuestra organización, que tenían la idea de unir a los que cumplimos idéntica tarea en todo el país. Esos viejos maestros sabían que era difícil lograr algo sin fortalecernos y que para conseguirlo era necesario unirnos y encontrarnos bajo un mismo techo: ATEBARA.

Las victorias conseguidas a nivel internacional fortalecieron nuestro trabajo desde aquel Campeonato Mundial de Buenos Aires 1950, reafirmado al ganar el Mundial Universitario de Dortmund 54, Alemania.

Nos dieron identidad en el plano ecuménico hasta la aparición de la Liga Nacional que transformó nuestra tarea en una verdadera profesión, que se vio coronada con la Medalla Olímpica de nuestra Generación Dorada.

La formación y capacitación justificaron la reunión de entrenadores/educadores en muchas provincias. Pese a algunas diferencias, nuestros pioneros advirtieron la necesidad de unificar criterios, así nacieron nuestras primeras filiales.

El eje fue “la unión y capacitación de todos quienes compartíamos la misma actividad”, lo que se concretó efectivamente en el año 2002.

Teniendo en cuenta esos objetivos iniciales, hoy nos corresponde continuar y mejorar la tarea. Fomentar la participación, para generar los acuerdos que permitan lograr el bienestar de los entrenadores de básquetbol, asegurando mejores condiciones laborales para generar, en unidad, la capacidad de negociar con clubes, asociaciones y federaciones para proteger y cuidar a todos.

Con el nacimiento de EN JUEGO… SIEMPRE, que será nuestra voz, estamos poniendo a disposición de los afiliados la herramienta adecuada para fomentar la participación y generar una fortaleza e identidad propias para que ATEBARA cada día sea más democrática y participativa.

Daniel Rodríguez
Presidente ATEBARA