Alejandro Hasbani en un Entrenador argentino. Luego de ser asistente de Guillermo Vecchio y dirigir en TNA y Liga B, se le abrió la oportunidad de pobrar suerte en el exterior. Hace diez años dirige el básquet de la Federación de Quebec.

Los años pasan pero el mate no lo abandona. Es su fiel compañero de las mañanas. Es ese que no faltó en la mochila de viaje, cuando junto a su esposa Sandra decidieron probar suerte afuera, después de malas experiencias en el país.

El recorrido fue amplio pero hace más de una década que no se mueve de Canadá. Montreal pasó a ser su ciudad, y la Federación de Quebec su lugar de trabajo.

¿Cuál es tu rol dentro de la estructura del básquet canadiense?

Tuve la suerte de dirigir la ABA, de estar como asistente, de estar como entrenador jefe de la PBL, que es una liga americana, y también dirigí la LNB canadiense. Hace diez años se acercó gente de la Federación de Quebec donde me propusieron la dirección técnica de la federación, en la cual bajo mis normas, soy el responsable del desarrollo de jugadores, entrenadores, programas. Ser el responsable de los equipos de elite y al mismo tiempo trabajar con un link directo con la Federación Canadiense de hombres y mujeres.

Dentro de mi trabajo también me encargo en detección de atletas, identificando mano a mano con Basquetbol Canadá. Desarrollar planes para esos atletas. Hacer la formación a todos los entrenadores en Quebec. También dentro de mi rol he creado un programa que se llama “Sport Études”. Es un programa que pasa dentro de las escuelas, donde los jugadores que están ahí, tienen como una asignatura más el deporte. Son 17 horas y media semanales dedicadas no solo al básquet, sino a la preparación física, psicológica y alimentaria.

Se ha hecho muy fuerte a nivel nacional, ya que lo han copiado en otras regiones, como por ejemplo en Ontario. Los frutos que nos dio es que en la última participación en los campeonatos nacionales nos dio las cuatro medallas de oro; tanto en U15 como en U17 en ambas ramas.