El entrenador de la selección argentina habló en rueda de prensa durante el segundo día de entrenamiento de los 14 jugadores preseleccionados, en el Dow Center de Bahía Blanca.

¿Cómo ves a la renovación, a los más pibes?
. Los más pibes acá ya tienen bastante experiencia. La Generación Dorada tardó bastante en irse, entonces hoy llamamos pibe a Campazzo que tiene 28 años. Es un equipo con las mismas falencias que podía tener aquel equipo en un principio. Quizás nos falte un poco de físico, de altura. Es nuestro biotipo. Pero con jugadores de mitad de cancha muy desequilibrantes y jugadores internos muy inteligentes. Hasta ahora este grupo nace en Toronto 2015, donde hacemos un buen Panamericano, ayuda en México para clasificar a Río 2016, donde también jugaron bien los jugadores jóvenes. Hicieron una Americup espectacular, que este equipo tenía 21 años de promedio, las ventanas las jugó de primer nivel. Hasta ahora esta camada viene haciendo cosas espectaculares. Algunos dicen que no jugamos contra europeos, pero bueno no es nuestra culpa. Nosotros jugamos acá. Vamos a ver a qué altura estamos en el Mundial.

-¿La decisión de jugar los Panamericanos con este equipo en qué radica?
. Hay varias razones. Primero nos agarra en el medio de la preparación. Entonces vamos con todo diferente o vamos con todo igual. Me parece que Argentina tiene que volver a valorar esos torneos. Acá hay que empezar de nuevo todos los días. Hay que ir al Panamericano a ser protagonista e intentar ganarlo. Por lo tanto, esa es una y la otra es que nos va a lograr experiencia, que esta camada necesita. Al Mundial no vamos como candidatos, pero al Panamericano si. Son diferentes vivencias. Dos experiencias en una.