Marcelo Nicola llegó en junio de 2019 a Delteco GBC con el cual logró el ascenso que tuvo que esperar hasta la decisión final de la ACB. El rafaelino habló de dicha situación y la temporada de LEB ORO con Pick&Roll

«La espera fue con mucha ansia porque ver lo que se resolvía. Mucha incertidumbre y esperar y confiar en lo que el club era capaz de hacer. Esperar que fuese una solución positivo como por suerte lo ha sido. Muy contento, la temporada fue fantástica, un gran trabajo del grupo, hicimos un gran trabajo en la construcción del equipo el verano pasado»

«Elegimos muy bien a los jugadores, como jugadores para conformar un grupo y personas, y eso dio resultados. Fuimos creciendo y mejorando mucho a lo largo de la temporada con un primer muy buen resultado ganando la Copa Princesa en enero contra Valladolid que eran los primeros y habían sido imbatidos en su casa. Nosotros fuimos ahí y ganamos un partido muy importante»

«Fuimos creciendo, acabamos en el momento del bloqueo de la pandemia en la primera posición y teníamos todo bastante bien planteado para llegar al final para ascender. Con el bloqueo hubo que recuperar todo, ver que pasaba, esperar, mucha ansia y mucho nerviosismo»

«El club tuvo un pasado importante con buenos presupuestos y con grandes gastos de dinero. Después hubo tiempo de crisis y ahora estamos en un plan de humildad y recuperación. El club tiene un presupuesto bajo y humilde pero es un club serio que está sano y quiere crecer sobre todo. Es el objetivo que compartimos y que queremos mejorar y subir como equipo y como club, en eso estamos»

«Hemos hecho, dentro de todas las circunstancias, el mejor equipo que pudimos y ahora lo importante es poder conjuntarlos a los jugadores y que sea más que un grupo de jugadores, transformarlo en un equipo, en un grupo importante de personas que jueguen juntas, que se diviertan en el campo, que luchen que combatan cada partido a muerte. Es lo más importante que tenemos que hacer, con mucha humildad pero con mucha ambición»

¿Por qué Lucas Faggiano?

«Porque necesitó un jugador en el vestuario con personalidad y experiencia más allá de lo que pueda hacer una experiencia europea o no. Experiencia en equipos importantes, en Selección, en equipos que jugaron finales y que ganaron campeonatos. Un jugador que va a ser el mas veterano del equipo y que tiene mucha personalidad y que va a ser importante cuando esté y mucho fuera del campo en el vestuario ayudando a los jugadores nuevos que van a llegar a Europa pero que son más jóvenes que él»

«Había que tomar decisiones de riesgo, digamos que el riesgo es entre comillas la no experiencia en Europa pero él tiene experiencia en Brasil, selección y equipos de alto nivel. Así que eso es tremendamente importante y creo que Lucas con su personalidad, con su saber estar, nos dará mucha ayuda dentro del equipo y también fuera»

Nicola comentó el paso de jugador a Entrenador y todas las vicisitudes que encierra pasar de la cancha al banco

«El cambio es difícil, es complicado. Es mucho más fácil y divertido jugar porque es un juego y es algo que te gusta. Entrenar también tiene mucha motivación, el poder ordenar un grupo, poder motivarlo, poder capacitarlo para jugar mejor y jugar juntos en un grupo. Creo que eso es tremendamente motivamente y te obliga a pensar y buscar soluciones todos los días para mejorar a los jugadores individualmente y como grupo»

«Eso fue un recorrido de hace muchos años ya y seguí creciendo y ahora estamos en un crecimiento desde el año pasado en LEB Oro y ahora en ACB. Lo importante es seguir aprendiendo, con ganas, con mucha ilusión y energía. Seguir aprendiendo y creciendo día a día y temporada tras temporada. Eso es lo que te motiva a poder estar con la cabeza concentrada y crecer»