Histórico: el argentino Horacio Muratore nuevo presidente FIBA

En la presente jornada se anunció formalmente la llegada de Horacio Muratore a la presidencia de FIBA. En un suceso de gran magnitud, el mandatario argentino dialogó con Básquet Plus.muratore

 

Este jueves se hizo el anuncio oficial de la llegada de Horacio Muratore como nuevo presidente de FIBA. Fue mediante el Congreso Mundial de FIBA que se realizó en Sevilla, donde las 116 federaciones nacionales eligieron a 12 de los 29 miembros que conformarán el Buró Central. El argentino, junto a los demás miembros de la Junta, ha sido electo para el periodo 2014-2019.

Muratore sucede así al francés Yvan Mainini en el cargo. El mandatario será acompañado por otros dirigentes de federaciones nacionales, como Anibal Manave y Clotaire Celestine Adjanohoun por parte de FIBA África; Jim Tooley, Michelle O´Keefe y Marcelo Bedoya de FIBA Americas; Tian Xiao de FIBA Asia; José Luis Sáez, Cyriel Coomans, Jean-Pierre Siutat y Lena Wallin-Kantzy desde FIBA Europa; y Scott Derwin y Deborah K Shoniber, representando a FIBA Oceania.

La nueva junta se reunirá por primera vez en Madrid, el día 13 de septiembre con motivo de los dos últimos días del Mundial. Uno de los principales temas de la agenda será el nombrar al representante NBA y representante de los jugadores. El Consejo podrá también co-optar a seis miembros adicionales.

Apenas logró su nombramiento oficial, Básquet Plus se acercó a Muratore para mantener diálogo directo con el flamante nuevo presidente de FIBA. En lo que es un hecho histórico para Argentina, el mandatario dio detalles del plan de trabajo que buscará consolidar en este periodo de cinco años y los objetivos en mente a implementar.

– ¿Hay emoción o ya estaba preparado para este momento?
– No (risas), estas cosas no se preparan. La verdad es que cuando me nombraron realmente me emocioné, se me vinieron muchas cosas a la cabeza. Si bien mañana el protocolo indicaba que voy a dar el discurso con todas las propuestas y todos mis pensamientos sobre el futuro de FIBA la votación se hizo hoy por razones técnicas, ya estoy nombrado y ahora preparándome para el futuro, son cinco años muy difíciles donde hay que consolidar todos los cambios que se han hecho y preparar a todas nuestras federaciones nacionales para los cambios. Creo que ese es el mayor desafío, por eso necesitamos que todas nuestras federaciones trabajen tanto en lo administrativo como en lo deportivo para así poder cumplir con los objetivos de FIBA. Tenemos 140 federaciones dentro de las clasificaciones para los mundiales, tenemos mayor participación pero necesitamos más federaciones más organizadas, más transparentes, más democráticas, que entiendan este proceso porque solamente es beneficio para ellos. Este es el nuevo camino de FIBA, ayudar a las federaciones nacionales para poder cumplir en el futuro y así lograr todos los objetivos que el Congreso Extraordinario en Estambul de marzo de este año ha decido para el futuro de FIBA.

– ¿Por qué cree que está hoy acá?
– Me lo preguntó mucha gente y contesto lo mismo, que es que se ve los que han confiado en mí se han contentado con lo que he hecho, es decir que he cumplido con sus expectativas. He pasado muchos niveles en ese sentido, tengo mucha experiencia y la gente lo sabe. 12 años en el Buró de FIBA, del 2002 hasta ahora, 13 años en Sudamérica, 16 años en la Confederación Argentina, vicepresidente y presidente de FIBA Américas por 10 años… sé lo que es un club de barrio, luchar por el desarrollo. Esa ha sido toda mi vida, luchar por el desarrollo del básquetbol en cada puesto donde estuve y evidentemente he contentado a la gente por eso he tenido la aceptación. Yo quiero agradecer a todas las federaciones de América, porque realmente me han respetado y me han apoyado al no presentar ninguna otra candidatura, presentándome a mí como candidato oficial de 44 federaciones que fueron recibidas con un voto de aplauso por los cinco continentes, y lo mismo me pasó en Estambul en el año 2010 cuando me eligieron vicepresidente. Esas son las cosas que a uno lo hacen seguir en este camino duro de la dirigencia deportiva. Es muy comprometido, quizás no sea el mejor momento para asumir (sonríe) porque hay muchas cosas y muchos cambios que hay que consolidarlos, pero siempre mi vida ha estado con desafíos. Empecé en un club de barrio y luego empecé a subir, agarré la Confederación Argentina quebrada, se desarrolló un programa administrativo y otro deportivo, llegamos a lo mejor que puede tener una federación que es ser campeones olímpicos, y así lo he llevado. He creado la Liga Sudamericana, he ayudado a crear la Liga de las Américas… es decir, todos los pasos necesarios para que toda la gente que está metida dentro de nuestro deporte se sienta contenta. Ya sean los jugadores, los técnicos, o los árbitros, he creado la Escuela Nacional de Arbitros de Argentina, la Escuela Nacional de Entrenadores de Argentina… en todos los aspectos uno ha ido trabajando y contentando a la gente, y ese es el orgullo que tengo. He logrado el reconocimiento de todas las federaciones, en especial de Sudamérica que me transformaron en líder político en su momento y me han seguido soportando para que yo pueda llegar a este gran momento de mi vida.

– ¿Cuánto ha ayudado el éxito deportivo de Argentina?
– Me ha consolidado, porque yo he entrado al Buró Central de FIBA antes del éxito de Argentina. Yo entré en el Congreso de Indianápolis, antes de que Argentina salga segunda, pero no quiere decir nada eso. Luego obviamente el éxito de Argentina me ha consolidado, ha ayudado a mí y a los chicos a hacer conocer a Argentina, que antes realmente se sabía que Argentina buenos jugadores pero no era reconocida nunca. Y gracias a estos chicos, a esta maravillosa Generación Dorada, y a todo el esfuerzo que ha hecho la dirigencia, todos los árbitros que han dirigido finales de mundiales, a todos los técnicos que andan por todos lados del mundo, ustedes el periodismo especializado que ha logrado que esto tenga una mediatez grande para que se transforme definitivamente en el segundo deporte de nuestro país… creo que todos hemos ayudado, en cada puesto de trabajo, a este gran momento del básquet argentino.

– ¿El cambio que comienza ahora, justamente con el tema de los mundiales o el sistema de clasificación, es complicado? ¿Lo ve con muchos problemas para desarrollarlo o lo ve como algo que realmente va a revolucionar el básquet mundial?
– La decisión que han tomado las federaciones va a ser un éxito porque este es el objetivo, desarrollar más básquet en todo el mundo. Lo que pasa es que va a ser complicada la implementación, mucho trabajo, no tan solo FIBA va a tener que trabajar sino también las federaciones nacionales, tienen que aceptar este momento, desarrollarse, estructurar mejor su parte administrativa y deportiva para poder hacer frente a esta gran exigencia. Ponele que nosotros estemos trabajando aproximadamente con 50 federaciones y queremos 140, entonces ese es el gran desafío de FIBA. Para eso se ha hecho todo este cambio de estructura y gobernanza, para poder estar más cerca de las federaciones nacionales y poder lograr que esas mismas federaciones aprovechen este gran momento para el desarrollo del básquet en el mundo. Queremos que más chicos y chicas piquen la pelota, promocionar más la modalidad del 3×3, todo esto va en apoyo nuestro a las federaciones nacionales, y ojalá que así lo entiendan para desarrollar mucho más el deporte.

– ¿A qué continente hay que apuntarle más?
– Cada uno tiene sus características particulares. Si bien Europa es la más fuerte también hay federaciones chicas que necesitan apoyo. Yo estuve en Africa ahora y realmente las necesidades son muy grandes, creo que ahí es donde más tenemos que apoyar. Pero en nuestro continente en América tenemos un montón de islas en el Caribe y algunas federaciones en Sudamerica y en Centroamérica que también  hay que apoyar. Pero todo está en el trabajo de ida y vuelta, es decir en conjunto. Nosotros pondremos todo lo que está a nuestro alcance pero también las federaciones tienen que trabajar a la par de FIBA.

– Como adelanto y exclusiva, ¿Cuáles van a ser los tres puntos de su gestión que va a ofrecer mañana?
– Consolidar los tres, la implementación del plan que es lo que más trabajo nos va a llevar, lograr que las 140 federaciones en el 2017 estén compitiendo, ese es el mayor desafío, apuntalar el 3×3 y poner en vigencia todos estos cambios de gobernancia y estatuto que desde marzo se están trabajando y hoy ya se aprobaron definitivamente. El cuarto es el apoyo directo a nuestras federaciones nacionales. Y luego hay que definir un nuevo punto, que estará en el desarrollo del básquet femenino, que es algo que no nos hemos olvidado sino que hemos dejado pendiente para que después de este mundial  veamos de qué manera vamos a cambiar los esquemas y las estructuras que tenemos en el básquet femenino. Las mujeres también son nuestra obsesión, queremos desarrollar más el básquet femenino, pensamos que es un aporte ideal para la mujer y es algo que desde FIBA estamos queriendo darle, por eso estamos pensando en ponerlo dentro de nuestros puntos más primordiales.

Fuente: Basquetplus.com