El Entrenador de Boca habló con Básquet Plus antes del retorno a los partidos, mañana, ante San Lorenzo. También se refirió a los cambios dirigenciales en el club.

– ¿Tuviste la posibilidad de sentarte con los nuevos dirigentes del club para ver qué va a cambiar y qué no?
. Tuve una charla. Yo me quedé el 23 de diciembre para poder reunirnos. Hoy la realidad es que todavía se están acomodando. Por la fecha en la que fue la elección, primero, y segundo que el primer paso administrativo fue prácticamente sobre las fiestas. De lo deportivo mucho todavía no hemos hablado. Entendieron que faltaba un jugador para la rotación. Ellos están estudiando los números, porque no estamos sobrados. La idea era completar el equipo y eso se hizo. Pero todavía es muy temprano.

– Refiriéndome al colectivo entrenadores, qué te parecía que no hubiese ninguno de los 12 con más partidos ganados en la historia en esta temporada de la Liga. 
. Hay diferentes circunstancias. Es relativo. En su momento yo decidí irme a dirigir afuera y no estaba mal mi carrera. Lo mismo Gonzalo, cuando se fue a Flamengo. Son diferentes momentos. Hoy hay Entrenadores importantes que están dirigiendo afuera, ya sea por lo deportivo o lo económico. Me parece que no es una sola causa. Creo que es circunstancial además.

– Hace un par de meses, medio en broma y medio en serio, cuando hablábamos del futuro había 3 condicionantes: el choque contra River en el fútbol, las elecciones presidenciales y las elecciones en Boca. Ya pasaron las 3, así que el barco ya puede salir con los que están, ¿no?
. Sí, obvio. Tenemos que seguir rodando, pero todas esas incertidumbres durante la temporada, retrasan. Está claro que hemos sido y queremos ser competitivos, y convivimos con problemas, como todos los equipos. Todavía no llegamos ni al cincuenta por ciento de la competencia. Ahora empieza un período en el que tenemos que ponernos sólidos. A mí e gusta tomar de a cada 10 juegos. Ahora, en los próximos 10, tenemos 7 de visitante. De acuerdo a eso, se empiezan a vislumbrar tendencias. En esta Liga es difícil hacer proyección, por los cambios, la cantidad de juegos, la salud de los equipos. Eso incide en los resultados. No todos jugamos la misma cantidad de fechas en un período de tiempo, ni todos tenemos desgastes equiparables. Entonces se hace difícil pronosticar. El hecho de que te falten jugadores, por lesión u otros motivos, genera que otros hagan un desgaste extra y eso lo pagás después. Un equipo corto y otro largo en un partido solo no se nota. Se nota a lo largo de la temporada. Creo que recién en los últimos 10/12 partidos se ven los equipos con aspiraciones.