El 26 de abril se conmemora el día en que se realizó el primer salto de un partido de Liga Nacional de Basquetbol.Han pasado 30 años y como todo en esta vida hubo momentos de altas y bajas.

Lo importante es que la vigencia de esta competencia sigue en pie, no hay marcha atrás. Se sigue explorando sobre diversas ideas aunque a veces no tan afortunadas pero es importante analizar y reforzar la comprensión de los elementos que ayudaron a elevar la presencia del básquetbol argentino en el concierto y reconocimiento mundial.

No se debe perder de vista que también las circunstancias generales de esta sociedad y el propio manejo del básquetbol mundial, presentan otro escenario.

Cuando todo esto comenzó tuvimos en cuenta diferentes aspectos que consideramos esenciales.

salto inicial

Datos generales:

Iniciamos nuestra Liga en un mundo donde el básquetbol estaba con un desarrollo muy diferenciado-. Cuyas competencias de Liga demostraban ese avance como lo eran, (al margen de la NBA), España, Italia, Grecia, Israel, Puerto Rico y Venezuela, principales países que tomaban jugadores de EEUU para reforzar sus planteles elevando sus competencias. También  se veía un gran desarrollo en los países del Este de Europa en el tiempo que todavía estaba vigente la famosa Cortina de Hierro (así bautizada por Winston Churchill) pero estos países no consumían los jugadores que producían los EEUU. Este dato sirve para entender que el costo de esos jugadores de refuerzo era menor que el actual ya que la oferta de puestos de trabajo era menor.

Hoy con la apertura y desarrollo más el crecimiento de la competencias de los principales países de Oriente y Asia, como China, Japón, Australia, el despertar en Europa de Inglaterra, Francia, Alemania, Turquía, mas la inclusión de países del este como Rusia, etc. produjeron un incrementaron de plazas para jugadores extranjeros. Estos nuevos integrantes del panorama deportivo con economías muy superiores a nuestras posibilidades, nos relega en la elección de los mejores jugadores que no acceden a la NBA. Esto  es un importante cambio para visualizar porqué no logramos contratar a jugadores que en aquellos años 90 eran parte de nuestra Liga.

Otro importante dato económico es el uno a uno (pesos-dólar) de aquellos años producto de otras políticas que nos permitieron acceder a profesionales de mayor jerarquía y fuimos beneficiarios por varios años, lo que hizo que nuestros criollos se desarrollaran diariamente con adversarios de calidades muy superiores dando una posibilidad de crecimiento más exigente y en menor tiempo.

También debemos sumar que los clubes de entonces consideraban imprescindible buscar jóvenes talentos y desarrollarlos en sus canteras, vocación que se ha perdido en buena parte. Los formadores de antaño hoy casi no existen en las divisiones formativas de los clubes,  producto de dos factores:

1)-Los docentes deportivos tienen otros objetivos por estar poco considerados en sus salarios, y

2)- Paralelamente se suman  los intereses exitistas de la dirigencia actual.

Debido a ambos ítems, los encargados de formar,  están más preocupados en “ganar partidos”, De esta manera poder ser tenidos en cuenta para subir de categoría, obteniendo un mejor reconocimiento económico, dejando de lado la provisión de recambios capaces para las divisiones mayores. Los jugadores que hoy acceden a las primeras divisiones muestran poca fundamentación individual.

A las circunstancias generales que analizamos entonces, debemos adicionar algunas particulares y  puntuales que pertenecen al propio diseño de la Liga, originalmente.

Argentina está casi tocando el polo sur, y al igual que Chile somos los más alejados del Ecuador. Dato no menor es entender que el básquetbol dominante, por la calidad de sus competencias y los organismos que lo conducen, está en el hemisferio norte.

Esta visión apunta a comprender que cualquier competencia del alto rendimiento para nosotros fue y es costosa. Para progresar debíamos encontrar una fórmula de desarrollo interno que propulsara a los jugadores a obtener mejor calidad en sus condiciones individuales y mayor posibilidad de acceder a componer equipos que les permitieran rozarse con lo mejor del mundo basquetbolistico.

Estas premisas fueron las expuestas para comenzar a pensar en cómo competir y desarrollarnos para acercarnos a los mejores competidores del mundo, idealizando los caminos a seguir.

Adecuar una competencia de liga que tuviera todos los ingredientes necesarios no es algo pequeño o caprichoso. Es tomar conciencia sobre posibilidades de ubicación geográfica, de conocimiento de idiosincrasia nacional, de adecuación competitiva e ingenio para elaborar los procedimientos.

El resumen sobre la intención de cambio está bien graficada y expuesta en los objetivos escritos en el cuaderno emitido por la CABB en 1984 y lo resumen estos 6 puntos:

OBJETIVOS:

  • Modificar la estructura de las competencias oficiales organizadas por la CABB a nivel de clubes.
  • Lograr una gran competencia nacional, creando, de tal manera, el medio adecuado para que el jugador pueda desarrollarse en el máximo de sus posibilidades.
  • Ampliar este medio (que hoy existe casi con exclusividad en la Capital Federal) al resto del país. Cumpliendo, de esta forma, una función integradora.
  • Lograr una competencia que enfrente equipos del mismo nivel, para obtener un permanente interés en los participantes y en los espectadores.
  • Integrar a la totalidad del PAÍS BASQUETBOLÍSTICO en una competencia dividida en tres niveles, todos ellos conectados por medio de ascensos y descensos.
  • El perfeccionamiento de la competencia busca la obtención del mayor nivel de la Selección Nacional, siendo éste, sin duda alguna, el máximo objetivo pretendido.
  • reunionn

Los mismo se implementaron siguiendo algunas concepciones  que fueron ser tomadas como Reglas de oro.

1-Toda nuestra Liga, con sus tres niveles, es una Liga de Desarrollo.

No teneiamos las condiciones de ser una Liga Comercial (tampoco debía ser cerrada), no podiamos elaborarla como de espectáculo, como ya se expuso, nuestros niveles de juego no pueden ser superlativos (se necesita mucho dinero que no tenemos y posiblemente no tendremos en el corto plazo), por lo tanto, siempre dependemos de fabricar nuestros mejores jugadores y que luego emigren a lugares donde adquieran un nivel mayor de desarrollo.

El valor de los ascensos y descensos es proveer a cualquier club de la Republica Argentina la espectativa de ser un equipo de “A”, si transita con éxito los niveles que dan el crecimiento deportivo. Debiendo ser motivador para que los clubes de base mantener sus divisiones formativas activas y en crecimiento de donde sin lugar a dudas se deben seleccionar los talentos que se deben ingresar a los equipos de Liga. El hecho de competir para permanecer en la categoria producen un aliciente  para esforzarse en la preparación y la composición de los planteles tratando de elevar su rendimiento en todo el transcurso de la misma.

Una competencia interna que abarca muchos meses (8 a 10) sin interrupción, sirve para que los equipos se puedan ir moldeando (entrenamientos más que partidos). Pero los partidos de serie regular tienen que ser muchos . Este número permite que todos tengan tiempo de entrenar y recuperar a los lesionados que animan cada equipo. Cantidad de partidos que deben incrementarse semanalmente a medida que va transcurriendo la competencia, para matar el tedio normal que produce entrenar demasiado. Siempre pensamos en el equilibrio.

Toda competencia tiene que tener un diseño que exija etapas de elevación en la confrontación, o sea que la misma transite tiempos de equiparar a los mejores entre si, para elevar el compromiso de puesta a punto. Cerrando con los playoff,  que son un apéndice donde se reafirma la calidad obtenida en la temporada regular con la ventaja a favor de los que mas ganaron. Paralelemanete en el segundo tramo de la Liga, cruzar competencias de reconocimiento a los esfuerzos de los equipos que prontamente muestran crecimiento en el nivel interno y además,  cruzar competencias sub-continentales y continentales que sirvan para exponer el trabajo que se realiza en sus clubes. Asi fue agregandose escalones de exigencia para los mejores.

Toda esta intención de perfeccionar los fundamentos, los modos de conformación de equipos y desararrollo del espíritu competetivo al máximo de las capacidades físicas, desemboca sin dudar en el tiempo en la Selección Nacional, proveyendo los jugadores necesarios en su mejor momento para representar a nuestro país en obligaciones de máximo nivel. Allí es donde convergem todos los esfuerzos de los clubes en un sentido nacional deportivo, que como diseño es objetivo final de la Liga Nacional.

El diseño de cada equipo, también fue analizado y se hcieron reglas de mucha importancia.

Cuando comenzó todo oficialmente, en 1982, decíamos “ para jugar a las bolitas, todos los chicos posibles tienen que tener bolitas. Si sólo uno o dos chicos tienen todas las bolitas, no hay competencia”.

Por eso de adoptó el fichaje de 8 mayores  incluyendo a 2 extranjeros y 4 menores de 18 años.

Es una fórmula que obedece a la posibilidad de que mas clubes se repartan las mejores bolitas y que se fortifiquen con extranjeros, al mismo tiempo se preocupen por desarrollar en sus canteras jugadores que en poco años (4) sean los mayores que los representen. Como valor agregado, las instituciones desarrollaron jugadores emblemáticos, quienes al nombrarlos icluyen a sus instituciones, como lo fueron Cortijo= Ferro o Milanesio=Atenas. Algo que la NBA, maneja muy bien, construyendo equipos alrededor de aquellos que considera sus lideres populares.

Y no podemos finalizar esta intencion de proyeccion hacia el mañana sin citar a León, el principal impulsor y padre de la Liga Nacional, a quien merecidamente  le brindan un film que anhela  graficar su personalidad, su pasión y su entrega a esos ideales propios, para que todas las generaciones venideras vean en él un ejemplo imperecedero a seguir.

León dejo un Legado.

En función de esto, es bueno recordar algunas expresiones que lo grafican, una de las mas frecuentes de los últimos años era “Yo siempre estoy en el ring con los guantes puestos, pero me cambian los rivales a cada rato”. Gráfico e Incansable… no?

Estoy seguro que le hubiera gustado que en algún momento el arbitro le levantara los puños, anunciando que habia ganado esa pelea, y que él lo pudiera festejar en vida.

Esa fuerza, esa pasión, sumada al impresionante apetito por saber mas y por lo tanto leer muchísimo, viajar a donde estaba la información que necesitaba y su enfermiza capacidad para estar comunicado con todos, es un molde único, digno de ser emulado. Pero lo mejor de todo era la grandeza para compartir sus conocimientos y su pensamiento basado en el bien común, donde resumió sus acciones.

Eso es un Legado.

Hoy tenemos que volver a desarrollar jugadores que sean exportables, en la cantidad que nos permita hacer uso de ellos con el mayor brillo posible en las competencias internacionales.

Debemos repasar las bases que nos llevaron al logro olimpico y a los 10 años de vigencia en el primer nivel mundial.

Si ya lo hicimos antes, cuando dio comienzo el sueño de hacer una competencia nacional, federal y equilibrada, debemos suponer que odemos repetir.

Hace 30 años.

“En la foto del partido inaugural, parece que León dá el salto inicial entre dos jugadores, en realidad él lanzo la competencia hecha balón ,… al infinito.”

 Horacio Juan Seguí

 Presidente de ATEBARA Y CODITEP